SILENCIADORES


Siguiendo con la premisa de la reducción  de la emisión de ruidos en los arcos de caza, vamos a comentar la presencia de un elemento característico de los arcos de caza y normalmente ausente en los de concurso: los silenciadores.

Tanto la ligereza de los componentes de las cuerdas como el violento latigazo con el que el arco descarga su fuerza a través de estas, hace aconsejable la inserción de estos vistosos “ adornos” para corregir en parte el “chasquido” que se produce.
De su utilidad y tipos hablamos a continuación.

Hay múltiples modalidades en función de los gustos del usuario y de los materiales que más a mano se tengan.

Podemos destacar:

· Pompones de lana: son bolas de flecos de lana enrollados en la cuerda. Son prácticos y resistentes, aunque soportan mal la lluvia. Actualmente se fabrican en forro polar. Son muy efectivos y fáciles de instalar. (1)

· Cat Whiskers: hilos de goma muy fina, que anudados en el centro toman la forma de un lazo, reduciendo el golpe sonoro. Son duraderas, funcionales e impermeables. (2)

· Cueros: son piezas de cuero, enrolladas sobre la cuerda o atadas en su parte central dejan una o dos aletas que reducen la sacudida de la cuerda. Son originales, decorativas, más útiles en arcos lentos. Tardan en secar.(3)

· Visones: Son tiras de piel normalmente de  visón o chinchilla. Suelen tener de dos a 5  milímetros de ancho y se enroscan a lo largo de la cuerda atándose en los extremos. Son muy eficaces, duraderas y decorativas. Se secan con una sacudida.(4)

· Castores: Sin duda los más espectaculares. Difíciles de encontrar suelen instalarse en Long Bows más que en arcos cortos.  Se utiliza las tiras de piel de la panza de los  castores  que es una piel más tupida que la del lomo o los costados. El resultado es un silenciador impermeable, muy efectivo y de incomparable aspecto.  (5)

Tan importante como  colocar bien los silenciadores es hacerlo a la distancia correcta.  Cuanto más al final de la cuerda, trabajarán mejor, aunque  estéticamente el resultado sea peor. En arcos muy equilibrados y silenciosos se suelen colocar centrados entre el nock y los tips. Es muy frecuente la instalación de dos pares de silenciadores.

Un arco equilibrado, bien ajustado y con  unos buenos silenciadores producirá un ruido sordo, que no alerte en exceso a nuestra pieza y permita que la flecha llegue al punto de impacto  sin que ésta nos detecte e  inicie  su escape.


(venta de silenciadores de visón, marta y castor
listos para montar y con instrucciones para hacerlo
en www.arcodos.com  o majafrades@telefonica.net)

©Texto y fotos Alejandro Martín Santamaría (Tío Jander) Instructor IBEP